Peñiscola

La ciudad se sit�a en una pen�nsula rocosa, en origen unida a tierra solamente por un istmo de arena, que hac�a f�cil su defensa y, que en tiempos antiguos, una semana al a�o se inundaba y el istmo quedaba sepultado bajo el agua del mar.

 

Actualmente, debido a la construcci�n del puerto y de los edificios en el istmo, este curioso hecho ha desaparecido. Sobre la pe�a se levanta su casco viejo, del que sobresale el castillo del Papa Luna, dividiendo la costa de Pe��scola en dos mitades absolutamente diferentes.

 

Dispone de amplias playas tanto al norte como al sur de la pen�nsula del castillo y cuenta tambi�n con lugares para practicar submarinismo, destacando Torre Badum, lugar en el que emergen del fondo del mar numerosos manantiales de agua dulce.

 

Adem�s del castillo templario, la ciudad cuenta con las murallas que Felipe II encarg� al arquitecto militar italiano Giovanni Battista Antonelli, que fue quien las dise��, siendo construidas entre 1576 y 1578. El Portal Fosc, llamado asimismo de Felipe II, es una de las tres entradas al casco hist�rico de Pe��scola; fue construido en 1578 y se atribuye su autor�a al arquitecto Juan de Herrera.

 

El Portal de Sant Pere o del Papa Luna, muestra en su parte central el blas�n en piedra de Pedro de Luna. Era el acceso a la fortaleza desde el mar, cuando las aguas llegaban al pie de la muralla y las barcas varaban en la misma rampa al pie de este portal. Lo mand� construir el Papa Luna en 1414.

 

Otros lugares de inter�s son:

  • El Templo Parroquial de Santa Mar�a de Pe��scola, anteriormente nombrada de la Virgen del Socorro, con tracer�a g�tica del siglo XV en parte de ella y elementos arquitect�nicos (m�nsulas esculturadas) y puerta de tradici�n rom�nica. En ella fue nombrado obispo Alonso de Borja o Borgia, que posteriormente ser�a elegido papa con el nombre de Calixto III.
  • El Ermitorio de la Madre de Dios de Ermitana, junto al castillo en la que se alberga la imagen de la patrona de la ciudad. Fue constru�da a principios del siglo XVIII a expensas del gobernador de la ciudad, Sancho de Echevarr�a. Cuenta con una fachada de sillar, del t�pico barroco valenciano.
  • La Ermita de San Antonio.
  • El Parque de Artiller�a, zona de casamatas y polvorines rodeados de jardines.
  • El Museo de la Mar, donde se pueden encontrar exposiciones sobre la pesca y la navegaci�n en la ciudad desde la antig�edad.
  • El Bufador, que es una gran brecha entre las rocas por la que �respira� el mar en los d�as de temporal.
  • El parque natural de "La Serra d'Irta", reserva de fauna y flora. En el se encuentra la Ermita de San Antonio, la Torre de la Badum o el Mas del Senyor entre otras construcciones.